Crowdfunding como manera de financiar empresas

dinero2022052014

El micro mecenazgo se está imponiendo como manera de financiar los más variados proyectos, bien es cierto que la mayor parte de ellas tienen que ver con proyectos de tipo cultural o para encontrar capital semilla para microempresas. A partir de 2010 se convirtió en una vía de financiación de para emprendedores que veían como los bancos les negaban sistemáticamente créditos para poder desarrollar su actividad productiva.

El micro mecenazgo ha encontrado en internet un aliado; inclusive han aparecido sitios web dedicados exclusivamente al micro mecenazgo, como pueda ser Verkami. En dicho sitio web cualquier persona que quiera desarrollar un proyecto de cualquier tipo – empresarial o no – puede publicarlo e intentar lograr financiar el mismo.

Por lo general se establecen diversos tipos de mecenazgo en cada proyecto y cada uno de los mecenas colabora con una cantidad determinada de dinero para financiar el mismo, lo que le da derecho a recibir desde un ejemplar del libro que se pretende editar hasta una mención en las guardas del mismo. Como ya hemos indicado en nuestro país al menos este sistema de lograr financiación se ha ido desarrollando a medida que las entidades financieras cada día ponían más trabas a dar créditos a la pequeña y mediana empresa.

En lo que respecta a la consideración legal de cada aportación, todas ellas son consideradas como donaciones especiales según el Código Civil. De cara a los mecenas y según la doctrina de la Dirección General Tributaria permiten solo una desgravación fiscal de las cantidades aportadas para financiar los proyectos.

También existe un tipo de micro mecenazgo denominado equity crowfunding por la cual los mecenas se convierten en accionistas de la empresa al financiar las mismas. Debido a ello cuando hay beneficios por parte de la empresa los mecenas recibirán los dividendos correspondientes a su aportación en el capital social de la empresa.

También se han desarrollado plataformas en internet en las cuales lo que se recaba es capital para que las empresas puedan desarrollar y financiar proyectos de todo tipo. Sin embargo mientras que en otros países – Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido – existe una regulación legal de esas actividades, en España el único marco legal que les ampara es la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial.

Dicho texto legal se regulan las figuras jurídicas en las cuales los inversores recibirán una remuneración económica por sus aportaciones para financiar los capitales sociales de las empresas, dejando fuera de cualquier consideración legal el mecenazgo y las donaciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario